Cargando...

Noticias para circular

videoThumb

21/11/2022

¿Se puede celebrar las Fiestas Navideñas de modo circular?

Reciclar es importante, reaprovechar es necesario, pero repensar y reducir el consumo es fundamental. ¿Ves la diferencia? La economía circular propone optimizar los recursos del planeta y generar cada vez menos residuos. Si compramos menos y hacemos circular materiales que ya están en uso durante más tiempo, se extraerán menos recursos para crear cosas nuevas y se producirán menos residuos.

¿Qué tiene esto que ver con la época navideña? ¡Todo!

¿Cuántas cosas sueles comprar en esta época del año? Hay Black Friday, promociones, regalos de navidad, amigo invisible, souvenirs, kits para clientes y empleados, ropa nueva, muebles y electrónicos, cenas, decoración... La lista es bastante larga, ¿no?

La humanidad transforma el 91,4% de todo lo que produce en basura (según el Circularity Gap Report). Durante el año, el 30% de toda la basura que se genera en Brasil es de empaques (datos del Instituto Akatu). Solamente en el año 2021, el 17% de los alimentos fueron a la basura (datos de las Naciones Unidas). Imagínate cuánto aumenta al final del año.

Cuánto más consumimos, más generamos residuos y gases de efecto invernadero, responsables del cambio climático.

¿Qué tal si esta Navidad, primero pensamos en si realmente necesitamos consumir todo esto?

“Después de dos años, es la primera Navidad que esperamos poder reunir a todos los que amamos, incluso a los que están más lejos. ¿Qué tal si nos enfocamos en valorar la compañía de las personas más que en comprar cosas? ¿O si realmente vamos a consumir, hagámoslo de una forma más informada y consciente? Una opción es comprar a empresas que realmente asuman compromisos sociales y medioambientales, como, invertir o donar parte de los beneficios de ese periodo en actividades que valoren la circularidad y la sostenibilidad”, explica el profesor Dr. Edson Grandisoli, coordinador pedagógico de Movimiento Circular.

Este cambio de posición no es tan difícil como parece. Solo dos pasos pueden hacer que tus Navidades sean aún más significativas, además de inspiradoras e incluso económicas: Información y planificación. ¿Sabes cómo? ¡Te ayudaremos en esta misión!

Elegimos algunas prácticas de consumo consciente para inspirar sus Navidades:

Regalar sin generar mucho residuo

  • Hay regalos simbólicos, como donaciones y hacer buenas acciones juntos.
  • ¿Qué tal dar un paseo juntos?
  • ¿Tienes un huerto en casa? ¿Qué tal regalar un canasto de verduras o incluso una maceta?
  • ¿Tienes frutas? ¿Qué tal hacer dulces caseros y ponerlos en recipientes reutilizados?
  • ¿Tienes una deliciosa receta de galletas? A los niños les encantará recibirlo como regalo en un bonito envase reciclado que puedes hacer tú mismo.

Remodelar la casa sin comprar nada

  • ¿Qué pasa si arreglamos lo que está roto en lugar de comprar todo nuevo?
  • Transforma lo que tienes en casa, remodele y renueve muebles y decoración. ¡Hay mucha inspiración en Internet! Conozca a Ráisa Guerra.
  • ¿Qué tal donar o intercambiar ropa en tiendas de segunda mano y bazares o incluso entre amigos? Así como objetos y libros en librerías de usados, por ejemplo.
  • En lugar de comprar un árbol de plástico, ¿qué tal si decoras tus propias plantas con las mismas luces y adornos de los años anteriores?
  • ¿Cansado de tus adornos navideños? ¿Has pensado en intercambiarlos con familiares y amigos más cercanos?

Come y festeja con menos impacto

  • Planifica cuántas personas van a comer y haga la lista de la compra, así se evitan sobras y desperdicios.
  • Utilice platos y vasos no desechables.
  • Genera menos empaques al comprar los productos a granel.
  • Lleva tu propia bolsa genera menos plástico desechado.
  • ¿Y si usamos frutas de temporada, productos nacionales y alimentos locales?
  • ¡Comprar a productores y vendedores locales es aún mejor!
  • ¿Qué tal cocinar en casa? Genera menos embalaje y transporte.
  • ¿Y si compartimos la comida y hacemos felices a los que no tienen una cena?
  • Todavía habrá sobras orgánicas... ¡Así que podemos compostar!

Y cuando llega la hora de la compra...

  • ¿Qué tal privilegiar productos locales, duraderos, reutilizables o reciclables, que tengan poco o ningún empaque y que provengan de empresas responsables con el medio ambiente?
  • Se puede invertir en artesanía local, especialmente en perfumería y recargas recicladas o naturales, por ejemplo.
  • Utiliza retazos de tela para empacar los regalos, paños que se puedan usar para limpiar, papel reciclado o de otros regalos.

Durante todo el año, los invitamos a construir juntos un mundo sin basura.

En esta época de celebrar los logros del año, el amor y la esperanza, no dejemos de lado ese enfoque ¡Vale la pena disfrutar una Navidad Circular y mantener esta práctica durante todo el año!

¿Qué es la economía circular?

La Economía Circular propone una nueva mirada a nuestra forma de producir, consumir y desechar, para optimizar los recursos del planeta y generar cada vez menos residuos. En otras palabras, un modelo alternativo a la Economía Lineal - extraer, producir, usar y desechar - que se ha mostrado cada vez más insostenible a lo largo de la historia. En la Economía Circular, el objetivo es mantener los materiales en circulación durante más tiempo por la reutilización, ¡hasta que nada se convierta en desperdicio! Para que este modelo se haga realidad, todos tenemos un rol que desempeñar. Es un verdadero círculo colaborativo, que se retroalimenta, y ayuda a regenerar el planeta y nuestras relaciones.

Aprenda sobre economía circular

Si te interesas en aprender más sobre este tema, visita Circular Academy, el primer curso latino americano gratuito sobre economía circular dirigido al público en general. Todos nosotros, en asociación y colaboración, podemos marcar la diferencia en la construcción de un planeta más circular.







Economía Circular