Cargando...

Noticias para circular

31/10/2022

Las Ciudades y el Metabolismo Urbano

¿Has notado que tu ciudad funciona más o menos como un organismo vivo?

Con atención, uno se da cuenta que la ciudad consume materia, energía y genera residuos en una especie de “metabolismo”.

Desde 2007, más gente vive en el medio urbano que en el campo. Hoy, las ciudades son responsables del consumo de aproximadamente el 75% de los recursos naturales extraídos, y entre el 60% y el 80% de las emisiones de gases de efecto invernadero a nivel mundial, según las Naciones Unidas.

Y ese “metabolismo” se da a partir de un modelo insostenible: la economía lineal. Es decir, se sobreexplotan los recursos y las tasas de reaprovechamiento y reciclado son bajas, lo que causa la acumulación de residuos y lleva nuestras reservas naturales a la escasez.

Desde 2014, la ONU celebra el 31 de octubre el día Mundial de las Ciudades, busca reunir ejemplos y discutir acciones para “ciudades más verdes, equitativas y sostenibles” y, por qué no, "ciudades más circulares".

Para la planificación urbana que tiene en cuenta estos objetivos, la comprensión del metabolismo urbano es uno de los principales instrumentos. ¿Vamos a conocer más?

Qué es el Metabolismo Urbano?

MC_News_cidades_sustentaveisl_05.png

Es el análisis y la comprensión de los procesos que ocurren en las ciudades a partir de sus flujos de materia prima, energía y nutrientes.

Este análisis deja más claro cómo la ciudad recibe los recursos, los transforma y los descarta como residuos, lo que da lugar a un panorama de acciones que hacen que estos residuos sean insumos para otros procesos, un metabolismo circular. (La similitud con lo que pasa en la naturaleza no es coincidencia).

De ahí que, si el poder público y otros sectores de la sociedad invierten en tecnologías y programas educativos para hacer posible este ciclo y comprometer a la población, la influencia puede llegar a otras ciudades en la búsqueda de una acción local que cambie lo global.

Por ejemplo, si estudiamos el agua, nos damos cuenta de cuánto recurso podría regresar a la propia ciudad -y a la naturaleza- con un tratamiento de aguas residuales que convierta los subproductos de ese procesamiento en energía para las casas y nutrientes para la agricultura.

Los estudios basados en los preceptos de la economía circular ya han detectado algunos problemas más específicos para cada flujo del metabolismo urbano. ¿Quieres conocer algunos ejemplos?

Materia prima y Construcción Civil

MC_News_cidades_sustentaveisl_03.png

El impacto de la construcción civil sobre el medio ambiente y la gente se da en varios frentes, uno de los cuales es la deposición inadecuada de los escombros. Si se manejan mal, estos desechos pueden dañar la ciudad con la sedimentación de ríos, la obstrucción de las vías y la proliferación de enfermedades por vectores biológicos.

¿Y cómo solucionarlo?

En una ciudad circular, los centros de procesamiento de residuos transformarían todo lo que queda en las obras en recursos para atender a toda la ciudad.

El sector de la construcción también está cada vez más atento a las prácticas y productos sostenibles para la construcción, como el hormigón biológico, un producto compuesto por bacterias y hongos que dan propiedades “regenerativas” al insumo.

Otro ejemplo son las estructuras modulares, con piezas que encajan y pueden ser desmontadas, ampliadas o reducidas, lo que genera menos desechos.

Energía y Descarbonización

MC_News_cidades_sustentaveisl_04.png

El consumo de combustibles fósiles en las ciudades puede ocurrir en hogares, parques industriales y vehículos automotores, entre otros. Históricamente hemos creado una gran dependencia de esta forma de obtener energía.

Pero ¿cómo descarbonizar el medio ambiente urbano y garantizar una energía limpia y barata para todos?

Una de las respuestas es la planificación de una matriz energética que se alimenta principalmente de fuentes de energía renovables, como el viento y el sol.

La energía solar no solo tiene los paneles solares como una forma de aprovechar el recurso. Hay otro aún más sofisticado: la fotosíntesis.

Hay varios estudios realizados en el mundo que exploran, por ejemplo, la fotosíntesis de las algas. El proceso en estas plantas genera electrones libres que pueden ser captados por electrodos y así generar electricidad.

Nutrientes y Alimentación de calidad

MC_News_cidades_sustentaveisl_02.png

Uno de los grandes problemas de contaminación en las ciudades es la degradación del suelo. Esto ocurre de diversas maneras, por ejemplo, mediante la acumulación de residuos en los vertederos y las lluvias ácidas.

Hace falta encontrar urgentemente un modo de mantener los suelos vivos, ya que a través de ellos podemos garantizar alimentos de calidad para todos.

Ya hay prácticas a pequeña escala que no solo pueden ayudar a conservar el suelo, sino que también pueden reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. ¿Cómo?

Un ejemplo optimista es lograr que todo residuo orgánico que hoy va a la basura regrese a la tierra como nutriente a través del compostaje.

Otra medida sería acercar las zonas agrícolas a las ciudades. Al reducir la distancia entre el campo y la ciudad, el transporte de combustibles fósiles emite menos gases contaminantes y se reduce el desperdicio de alimentos que terminan perdiéndose en ese transporte.

Objetivos de Desarrollo Sostenible

Cabe recordar que la búsqueda de una ciudad más comprometida con el metabolismo circular se relaciona con uno de los aspectos esenciales del ODS 11.

«Hasta 2030, reducir el impacto ambiental negativo per cápita de las ciudades, incluso al poner especial atención a la calidad del aire, la gestión de residuos municipales y otros”, dice el documento. Por estos, y por otros caminos, es posible garantizar un metabolismo urbano cada vez más circular y colaborar con el medio ambiente, las personas y todas las demás formas de vida que viven en él, de las que dependen o influyen.

--

¿Qué es la economía circular?

La Economía Circular propone una nueva mirada a nuestra forma de producir, consumir y desechar, para optimizar los recursos del planeta y generar cada vez menos residuos. En otras palabras, un modelo alternativo a la Economía Lineal - extraer, producir, usar y desechar - que se ha mostrado cada vez más insostenible a lo largo de la historia. En la Economía Circular, el objetivo es mantener los materiales en circulación durante más tiempo por la reutilización, ¡hasta que nada se convierta en desperdicio! Para que este modelo se haga realidad, todos tenemos un rol que desempeñar. Es un verdadero círculo colaborativo, que se retroalimenta, y ayuda a regenerar el planeta y nuestras relaciones.

Aprenda sobre economía circular

Si te interesas en aprender más sobre este tema, visita Circular Academy, el primer curso latinoamericano gratuito sobre economía circular dirigido al público en general. Todos nosotros, en asociación y colaboración, podemos marcar la diferencia en la construcción de un planeta más circular.