Noticias para circular

05/04/2022

La asociación con 3M aparece en el proyecto Draft

Mire qué genial: la asociación firmada entre el Movimiento Circular y 3M Brasil tuvo destaque en el Proyecto Draft, una plataforma que contempla la expansión de la innovación disruptiva en Brasil. Aquí tenemos el artículo completo:

Un mundo sin residuos: este es el objetivo de Movimiento Circular, del que 3M es el socio más reciente

Cláudia de Castro Lima - 31 DE MARZO 2022

Cada año, nosotros, usted, yo y la humanidad en general, producimos dos mil millones de toneladas de basura. Si le cuesta visualizar lo que esto significa, imagine que un edificio de 20 pisos suele pesar “solo” 6.000 toneladas.

Según las Naciones Unidas, el 99% de los productos que compramos se tiran a los seis meses. Una pequeña parte del volumen total de residuos se recicla: menos del 2%. Por lo tanto, casi su totalidad simplemente se descarta.

Con la visión de que se puede reutilizar y transformar todo recurso, y la ambiciosa meta de que no se desperdicie nada más, el Movimiento Circular surgió en 2020 y hoy ya cuenta con 45 socios, entre empresas, cooperativas, instituciones e incluso municipios, entre ellos, la 3M.

“El Movimiento Circular es una iniciativa abierta y un ecosistema colaborativo, que busca incentivar la transición de una economía lineal a una circular”, dice Vinicius Saraceni, director general de Atina Educação, quien creó el proyecto junto con la empresa Dow.

“El concepto básico del movimiento, así como de la Economía Circular, es la idea de que se puede reutilizar y transformar todo recurso, hasta que nada más se convierta en residuos. Queremos que todos entiendan que hay una nueva y mejor forma de trabajar en el mundo: ¡sin residuos!”.

Varios actores participan en la Economía Circular

La Economía Circular propone un nuevo enfoque: no debemos pensar nada más como un desecho, sino como un recurso. Su gran arma es la educación: solo así toman conciencia todos los actores involucrados.

El Movimiento Circular ve la posibilidad de un cambio real a largo plazo (un mundo sin basura), conoce el camino que hay que seguir (Economía Circular) y el medio para llegar.

“Estamos aquí para informar a las personas e instituciones que es posible alcanzar un futuro sin residuos, basado en la educación y la cultura, la adopción de nuevos comportamientos y el desarrollo de nuevos procesos, productos y actitudes”, dice Vinicius.

Para funcionar perfectamente, los individuos, los gobiernos y las empresas deben ser parte de este acuerdo.

“Todos tienen un rol fundamental que desempeñar en cada uno de los ámbitos: individuo, gobierno y empresas. Es un verdadero círculo colaborativo, que se retroalimenta, y ayuda a regenerar el planeta y nuestras relaciones.

Cada uno de estos actores puede crear diversas acciones que dialoguen con una economía más circular, como reducir las pérdidas y el desperdicio de recursos naturales en el sector industrial u optar por fuentes de energía limpia en la producción de bienes de consumo.

“Al pensar en este último caso, las políticas públicas que fomenten este uso deben ser parte fundamental de la acción del gobierno”, dice. “Y como consumidor, todos podemos incidir en esta cadena y hacer un consumo más consciente cada día”.

Según Vinicius, la corresponsabilidad es una de las bases fundamentales de la Economía Circular.

“Todos los actores de las cadenas extracción-producción-consumo-eliminación tienen que poner de su parte para que los materiales permanezcan más tiempo en circulación y, a la vez, generen cada vez menos residuos”.

El rol de las empresas en la Economía Circular

Es en la economía circular donde la sustentabilidad se encuentra con el sector productivo, en el sentido de buscar soluciones que involucren toda la cadena de producción y, al mismo tiempo, preserven el medio ambiente.

“El impacto de Movimiento Circular es la suma de acciones realizadas en conjunto con todos los socios. Esperamos que lleven el mensaje de la circularidad a cada vez más personas, a través de los diferentes públicos con los que interactúan”, explica Vinicius.

“Lo apoyamos a través de contenidos calificados, estrategias y apoyos para la realización de proyectos y programas, especialmente de carácter educativo y cultural, dirigidos a estos públicos”.

Se espera de las empresas socias del Movimiento Circular es se involucren en esta construcción, al mirar tanto internamente, por sus procesos y productos, como externamente, por su relación con los empleados, consumidores y toda la comunidad que las rodea.

“3M trabaja para entender cómo podemos generar constantemente, como empresa, ese impacto positivo en la economía circular”, dice Mariana Penteado Soares, experta en Toxicología de la empresa, quien lideró la adhesión al Movimiento.

“Sabemos que esto depende de muchos actores y, cuando conocimos al Movimiento Circular, tuvo mucho sentido hacer este compromiso con ellos. Con esta alianza, contribuimos con lo que estamos aprendiendo y aprendemos de las experiencias de otras empresas que forman parte del movimiento”.

Según Mariana, 3M busca constantemente alternativas para generar productos que puedan reingresar a la cadena productiva. Pero la empresa también pretende contribuir con otros socios, como las cooperativas.

“¿Cómo identifican los productos, los residuos que se generan que pueden ser retirados de los vertederos y devueltos a la cadena productiva? Nuestra responsabilidad social también está en ayudar a las cooperativas en este proceso”.

Compromiso con un futuro más limpio

La alianza con el Movimiento Circular es una de las acciones de 3M en la búsqueda de un futuro más limpio. Recientemente, la compañía se comprometió con la Alianza Global para la Energía Sostenible y se convirtió en uno de sus miembros fundadores.

La iniciativa tiene como objetivo aprovechar la contribución de las empresas a la descarbonización del sistema energético, en línea con la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26).

Según Mariana, con respecto al compromiso con la Economía Circular, 3M opera en los tres pilares de la sustentabilidad: social, económica y ambiental.

“Para promover una mejor forma de trabajar pensamos, por ejemplo, en cómo ayudar a las cooperativas a profesionalizarse y mejorar sus procesos”, ejemplifica.

Económicamente, más personas ingresan al proceso de producción, pues las cooperativas tienden a emplear a personas que, en general, no encuentran su camino de regreso al mercado laboral. “También generamos innovación, al crear nuevos productos, empaques y procesos”.

El pilar ambiental incluye la eliminación de lo que antes se consideraba un desecho del relleno sanitario, y que se convierte en un nuevo producto. “Eso se llama upcycle: podemos generar un producto aún mejor”.

Además, 3M tiene varios proyectos en la dirección de la economía circular, como la asociación plurianual con el Programa “Dele la mano al futuro” , una iniciativa de ABIHPEC (Asociación Brasileña de la Industria de Higiene Personal, Perfumes y Cosméticos) para contribuir a las tasas de reciclado de los envases posconsumo.

Creado en 2014, otro programa destacado es la sociedad con TerraCycle para el reciclaje de esponjas Scotch-Brite.

El Movimiento Circular busca alianzas comprometidas o dispuestas a participar en la agenda de la circularidad.

“Pueden ser empresas privadas, entidades gubernamentales y sectoriales o del tercer sector”, dice Vinicius. “Pueden ser alianzas que ya están actuando o que buscan actuar, a través de iniciativas y acciones, para acercar los preceptos de la Economía Circular a cada vez más personas”.

Con las alianzas, se espera expandir la voz del Movimiento Circular. “Y, con ello, generar una verdadera red de apoyo y conocimiento, para multiplicar los conceptos y prácticas de la Economía Circular en el conjunto de la sociedad”, afirma el CEO.

Consulte el artículo en la página web del Proyecto Draft.