Cargando...

Noticias para circular

06/05/2022

Estrategias de innovación para la Economía Circular

¿Cuáles son las estrategias que adoptar para salir de un modelo económico actual en el que no se reutilizan los recursos y llegar a un modelo alternativo, basado en el proceso cíclico de la Tierra, en el que nada se desecha y todo vuelve a ser recurso?

Para alcanzar los objetivos de la Economía Circular, es necesario superar el desafío de crear productos e ideas más sostenibles que también involucren a la mayoría de las personas en el planeta. Así lo explica el profesor e investigador en Economía Circular Daniel Guzzo, nuevo Embajador Educativo del Movimiento Circular.

La importancia de la innovación para la Economía Circular

Para que una economía alternativa al modelo actual sea realmente el futuro del planeta, reemplazando el actual modelo lineal e insostenible, es necesario que las nuevas soluciones tecnológicas se combinen con soluciones de conducta y de valor. Según Guzzo, la innovación es muy importante a la hora de pensar en nuevas iniciativas y formas de utilizar los recursos.

Sin embargo, muchas veces se crean conceptos que no avanzan y no salen de los nichos iniciales y reducidos en los que fueron creados y dificultan el paso de una sociedad lineal a una circular.

“Estamos en un punto en el que o escalamos los conceptos que estamos desarrollando, hacemos que toda la jornada de la innovación llegue a las grandes empresas y salgamos del nicho, y llegue a la mayoría de la gente, o no seremos lo suficientemente rápidos para el tiempo que necesitamos hacer el cambio”, destaca el investigador en Economía Circular.

Iniciativas para una Economía Circular

El profesor destaca que están en marcha algunas iniciativas con distintos grados de madurez que ayudan a llegar a un futuro en el que la mayoría de las prácticas serán circulares. Estas iniciativas tienen lugar en los más diversos sectores del mundo y también en Brasil.

Un ejemplo de la circularidad impulsada por el negocio es lo que viene haciendo la empresa holandesa Fairphone con el diseño de celulares modulares, en los que existe la posibilidad de intercambiar algunos componentes cuando sea necesario para que no se reemplace todo el dispositivo. En Brasil existe una aplicación llamada Catakí, que tiene por fin conectar a las personas que tienen materiales reciclables con los recolectores de la ciudad, lo que asegura la disposición ecológica y marca la diferencia en la vida de los trabajadores.

Un ejemplo de circularidad impulsada por la iniciativa pública es el Proyecto "Conecte los Puntos", que busca fortalecer la agricultura en el área rural de la ciudad de São Paulo, al conectar a los productores locales en los rincones de la ciudad para potenciar la producción local de alimentos.

¿Qué quiere la gente y cómo está dispuesta a comportarse?

Para que se dé la transición a la economía circular, el profesor cree que la adopción de la innovación implica buscar entender qué es lo que la gente quiere, desea y cómo está dispuesta a comportarse, combinando también la factibilidad técnica y económica de las iniciativas.

“La innovación es esa búsqueda constante de crear cosas iniciales, pero hacer que esas cosas se conviertan en el comportamiento mayoritario de las personas. Esta es una gran dificultad, porque tenemos varios productos y servicios que solo serán económicamente viables si escalan, pero si no escalamos, no lo serán. Si nadie invierte, luchamos contra una industria que está en niveles ideales de productividad”, refuerza.

También según Guzzo, la transición no vendrá solo a través de innovaciones en las empresas. Es extremadamente importante cambiar las políticas públicas, ya sea al hacer que ciertos comportamientos sean menos o más interesantes.

“Creo que estos dos mundos, el de las políticas públicas y el de la innovación, tienen que hablar y acercarse cada vez más para que uno entienda al otro. Es importante que las políticas públicas entiendan el mundo de la innovación y creen los detonadores y líneas de promoción que lo apalanquen”, señala Daniel Guzzo.

Nuevo Embajador Educativo del Movimiento Circular

Daniel Guzzo tiene un doctorado en Ingeniería de Producción Mecánica (2020) de la Escuela de Ingeniería de São Carlos de la Universidad de São Paulo. Es profesor licenciado en el Insper, donde trabaja desde 2017 en las áreas de Diseño, Gestión de la Innovación y Economía Circular. Hoy, Daniel es investigador postdoctoral en la Universidad Técnica de Dinamarca, donde investiga los posibles efectos de rebote de las iniciativas de economía circular. Sus trabajos de investigación han sido publicados en revistas internacionales respetadas.

La innovación surgió en la vida del especialista incluso antes que la sostenibilidad, cuando tuvo la experiencia de trabajar en una aceleradora de startups en el último año de su graduación en Ingeniería Mecánica de Producción (2013) en la EESC/USP. El tema de la Economía Circular se consolidó en la vida del especialista en 2017, cuando fue elegido para el Schmidt MacArthur Fellowship, un programa pionero de innovación en Economía Circular organizado por la Fundación Ellen MacArthur.

“El mayor impacto que puede tener es dirigir su trabajo para lograr un cambio positivo. Si logramos traer estos importantes temas a nuestro trabajo, contribuimos a construir lo que creemos mejor”, dice el profesor.

Aprenda sobre economía circular.

Circular Academy es la primera escuela abierta de economía circular, con cursos 100% gratuitos. El primer curso, “Introducción a la Economía Circular”, está disponible en tres idiomas (portugués, español e inglés) ¡y ofrece certificado! Increíble, ¿no? ¡También puedes ser parte de este equipo: visita la pagina web y regístrese!

¿QUÉ ES LA ECONOMÍA CIRCULAR?

La Economía Circular propone una nueva mirada a nuestra forma de producir, consumir y desechar, para optimizar los recursos del planeta y generar cada vez menos residuos. En otras palabras, un modelo alternativo a la Economía Lineal - extraer, producir, usar y desechar - que se ha mostrado cada vez más insostenible a lo largo de la historia. En la Economía Circular, el objetivo es mantener los materiales en circulación durante más tiempo por la reutilización, ¡hasta que nada se convierta en desperdicio! Para que este modelo se haga realidad, todos tenemos un rol que desempeñar. Es un verdadero círculo colaborativo, que se retroalimenta, y ayuda a regenerar el planeta y nuestras relaciones.