Cargando...

Noticias para circular

11/04/2022

Empresa recompensa correcta disposición de residuos

¿Qué haces con las botellas de PET, los envases de zumo y las latas de aluminio? ¿Simplemente tirarlo a la basura? ¡No si quieres contribuir a la Economía Circular! Materiales como estos no necesariamente tienen que convertirse en desechos, pero pueden, y deben, usarse como insumos en la producción de nuevos productos. Para que esto suceda, es fundamental practicar una eliminación correcta. Este es uno de los principios de la Economía Circular. Pero, ¿y si, además de contribuir a la conservación del planeta, consigue descuentos y cash back por esta acción? ¡En México es así!

La empresa mexicana Lealtad Verde, especializada en Economía Circular y gestión de residuos sólidos urbanos, creó una solución asequible y rentable para esta demanda. Pionera en incentivar la circularidad y asociándose con Movimiento Circular en América Latina, LV desarrolló máquinas de bioreciclaje, un modelo de negocio que recolecta residuos sólidos a cambio de puntos y descuentos en empresas asociadas, los llamados “Aliados Verdes”.

Bajo el liderazgo de Adrián Sánchez, Lealtad Verde tiene como objetivo “neutralizar la huella de carbono en México y en el mundo”, un camino necesario para enfrentar el cambio climático y en línea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU.

“Desarrollamos un modelo económico que permitía a las empresas ver la sustentabilidad como una inversión y no como un gasto”, destaca Adrián Sánchez, director general de la compañía.

¿Cómo funcionan las máquinas biorecicladoras?

Las biorecicladoras reciben botellas de PET, latas de aluminio y envases de HDPE (Polietileno de Alta Densidad), el polietileno de alta densidad, plástico utilizado en los envases de yogur, jugo, leche, helados y productos de limpieza. Equipadas con lectores de código de barras y sensores que detectan los productos introducidos, trituran los residuos para optimizar su almacenamiento y tienen capacidad para almacenar hasta 30 kilos de material compactado, destinado a reciclaje.

A través de una aplicación, los consumidores que han escaneado el código de barras de cada paquete desechado en la máquina reciben puntos, eligen recompensas para canjear, visualizan el impacto de sus acciones en la reducción de su huella de carbono y ubican los puntos de recolección más cercanos.

En 2022, LV pretende tener 500 máquinas nuevas y para 2025 llegar a un total de 6 mil unidades repartidas no solo en México, sino también en Uruguay y España.

“Una acción tan simple como separar los residuos tiene un gran impacto en la reducción de nuestra huella de carbono, que se puede medir instantáneamente reciclando en nuestras máquinas”, explica Adrián Sánchez.

Otras soluciones circulares

Además de las máquinas biorecicladoras, Lealtad Verde ofrece la recolección de residuos sólidos almacenados en bolsas con códigos de barra proporcionados por la empresa, que también acumulan puntos en la aplicación, y entregados en los puntos de recolección. También brinda asesoría a las empresas en la realización del plan para la obtención del Certificado de Economía Circular, requerido por la nueva Ley General de Economía Circular de México, que fue promulgada por el Senado de la República en noviembre de 2021 y promueve un modelo productivo limpio y responsable.

Alianza entre Lealtad Verde y Movimiento Circular

Como socio de Movimiento Circular, Lealtad Verde promueve la plataforma del Movimiento en pantallas 4K instaladas en todas las máquinas de reciclaje (espacios para publicidad paga) y en su sitio web, incentivando a los usuarios a conocer nuestros contenidos y acciones. Además de participar activamente en eventos, debates y activaciones promovidas por Movimiento Circular por América Latina.

Foro de Emprendedores Sostenibles

En marzo, Lealtad Verde participó del evento “Foro de Emprendedores Sustentables”, promovido por la plataforma periodística digital “Las Empresas Verdes”, dirigido a organizaciones , inversionistas y tomadores de decisiones que buscan potenciar y consolidar sus negocios con base en los principios del desarrollo sustentable en México.

En el encuentro, Adrián Sánchez destacó la importancia de los emprendimientos sociales y que es posible tener rentabilidad en iniciativas de impacto ambiental.

“La empresa social no necesita tener ánimo de lucro, pero tiene que ser rentable, porque no se invierte en lo que no es rentable. Es así como empresas comprometidas con el cuidado y preservación del medio ambiente brindan beneficios a la comunidad Lealtad Verde por sus acciones de separación y reciclaje de residuos sólidos urbanos”, resumió.

¿Qué es la Economía Circular?

La Economía Circular propone una nueva mirada a nuestra forma de producir, consumir y desechar, con el fin de optimizar los recursos del planeta y generar cada vez menos residuos. En otras palabras, un modelo alternativo a la Economía Lineal - extraer, producir, usar y desechar - que se ha mostrado cada vez más insostenible a lo largo de la historia. En la Economía Circular, el objetivo es mantener los materiales en circulación durante más tiempo a través de la reutilización, ¡hasta que nada se convierta en desperdicio! Para que este modelo se haga realidad, todos tenemos un papel que desempeñar. Es un verdadero círculo colaborativo, que se retroalimenta, y ayuda a regenerar el planeta y nuestras relaciones.

Acerca del Movimiento Circular

Creado en 2020, en medio de la crisis provocada por la pandemia del Covid-19, Movimiento Circular es un ecosistema colaborativo que busca incentivar la transición de una economía lineal a una circular. El Movimiento es una iniciativa abierta que promueve espacios colaborativos con la misión de llegar a más personas y lugares. Su objetivo es informar a las personas e instituciones que un futuro sin residuos es posible a través de la educación y la cultura, la adopción de nuevos comportamientos y el desarrollo de nuevos procesos, productos y actitudes.